Esa es la ventaja de ser regulados. La ley que nos regula se pone en el caso de la quiebra del administrador. Por eso mismo, los fondos son un patrimonio separado del de la administradora.

Cada uno los fondos que administramos tienen RUTs, patrimonio y dueños distintos a los de la administradora. Si nosotros quebramos, eso no tiene nada que ver con los fondos. Tu puedes decidir retirarlos, enviarlos a otra administradora o la CMF designará a otro administrador.

¿Encontró su respuesta?